LG GPad 8.3: la definición de la comodidad en una tableta

Llevo un tiempo probando el LG GPad 8.3. Una tableta android lanzada al mercado por LG a finales del año pasado. ¿Mi experiencia con ella? Es una tablet bien construida, potente con una pantalla de estupenda calidad – el rasgo que define a los terminales de la marca – y  un diseño que permite un uso continuado bastante cómodo.

Diseño

El diseño de los terminales de LG suele estar muy cuidado, de hecho esta tablet recuerda en algo al LG G2, sin embargo la capa de aluminio en la parte trasera – y la manera como encaja con el policarbonato – da una sensación de aun mejor calidad que el teléfono mencionado y de hecho se ve mejor que un Nexus 7.  Con una funda rigida o de gel se pierde mucho esa sensación de buen trabajo estético que tiene la tablet, pero sería realmente interesante una smart cover como la que tiene el LG G2 o el Samsung Galaxy S4.

Tamaño y peso

Las 8 pulgadas se introdujeron al mundo tablet – al menos con pie firme – con la llegada del Ipad Mini y definitivamente hay una razón para eso. Es mucho más cómodo – comparando – una tablet de ese tamaño que una de 7, que se puede sentir como más como una phablet grande. Un acierto en el diseño de esta tablet es que los marcos de la pantalla tampoco son demasiado grandes y es más fácil cogerla en modo apaisado sin tocar accidentalmente la pantalla o sin ser demasiado incómodo. Todo eso en poco más de 330 gramos. Buena relación peso y tamaño.

Puertos y puntos de control.

Tiene la cantidad de puertos usual en estos dispositivos, un puerto micro USB, un puerto 3.5 para auriculares y el consabido agujero para el reset, además tiene una ranura de expansión micro SD y un puerto IR. El primero de estos añadidos es de agradecer, sobre todo si tenemos en cuenta que muchas tablets vienen dejándolos de lado y el puerto IR no está pensado para intercambiar archivos, si no para controlar y comunicarse con otros dispositivos.

La herramienta de control es bastante cómoda, la he probado con televisores de distintas marcas y funciona con una agilidad notable, prácticamente out of the box.

Adicionalmente están los tres botones de control habitual; power y volume up and down.  Honestamente hubiera preferido que estén en la misma posición del G2.

Pantalla

Desde los tiempos del Optimus Black LG se ha posicionado como un vendedor de terminales con pantallas de estupenda calidad y con los años el resto de las características de sus terminales han ido incrementando su calidad para estar a la altura de las pantallas que incorporan.  Esta tablet tiene una pantalla de estupenda calidad, 1080×1920 píxeles, por debajo del Ipad Mini retina, pero no se sienten. Los colores se sienten realistas y el contraste es bastante bueno. Un punto negativo es que en efecto – como muchos otros – he notado que le falta luminosidad en exteriores.

Software

Viene con Android 4.2.2 y si bien su clon Google Play Edition ya tiene Kit Kat no hay noticias de su llegada a este modelo.  Sin embargo con algo de trabajo y la ayuda de la gente de CyanogenMod o de XDA se puede meter cualquier versión pura de Android.  Como es habitual en los dispositivos de LG, la ROM está modificada para adaptarse a la Optimus UI de la marca, lo que tiene sus pros y contras; por un lado, las herramientas de la marca han mejorado o madurado, o las nuevas son bastante útiles. Quickmemo necesita una pantalla de ese tamaño para ser realmente útil, mientras que Quick Remote es fácil de usar y rápido de setear. Q-Slide aun necesita pulido, pero va en camino a ser una herramienta rompedora.

¿Donde está lo malo? en que si bien  Optimus UI es mucho más ligero que Touchwiz sigue siendo una interface que desaprovecha el espacio de la pantalla. Si bien es posible instalar un launcher – en este sentido, recomiendo Action Launcher o ADW EX – se nota especialmente en las notificaciones desplegables, donde se nota el desperdicio de espacio. Esperemos que la próxima versión de la UI pula esos aspectos.

Rendimiento

En ese apartado no tengo ninguna queja, es la tablet más ligera entre las que he probado con Android hasta la fecha, tiene uno de los mejores procesadores de Qualcomm y se nota, este apartado es importante, por qué los dispositivos de Qualcomm suelen estar muy bien soportados por la comunidad modder y eso puede garantizar actualizaciones extraoficiales hasta un muy buen tiempo después del cese de soporte oficial.

No he tenido problemas de rendimiento con ninguna aplicación, e ha trabajado bien incluso con una aplicación usualmente problemática como EOS Remote.  En video juegos la he probado más bien poco, pero donde la he testeado más es conectada a mi media server y la he preferido a mi televisor.

Cámara:

Normalmente las tablets no se caracterizan por una gran cámara y esta no es la excepción. No está a la altura de la cámara del G2 y carece de un flash, sin embargo cumple con dignidad aunque sufre en interiores.

 

Me gusta:

  • Calidad de la pantalla, colores nítidos y buen contraste, sirve tanto para leer como para ver películas.
  • Buen rendimiento general, sin notar descensos en aplicaciones más exigentes.
  • QSlide, aun notándose que le falta por pulir, apunta a ser una aplicación muy útil
  • El puerto IR para ser usado como control remoto.
  • Diseño y peso, no sólo es cómoda, es bonita, tiene esa sensación premium que gusta tanto, aunque se pierde cuando le pones una funda, sería genial una smart cover de serie.

No me gusta:

  • En exteriores la pantalla no es tan brillante como para usarlo sin problemas, se extraña el brillo del Optimus Black.
  • La UI se nota envejecida y aunque la experiencia mejora – no se nota tanto espacio desperdiciado – con el aumento de tamaño de la pantalla y la gran resolución, igual se siente que el tamaño está mal usado.
  • La cámara, podría ser mejor.

Recomendable? definitivamente, esta tablet debe estar entre las más potentes y  mejor diseñadas del mercado, además cuenta con el valor añadido de tener una comunidad activa de modders, por si deseas jugar con ella y probar otras roms.