Spotify en Perú: después de poco más de un mes de uso.

spotify en Linux

Spotify llegó a Perú en Diciembre, con planes interesantes – casi 17 soles mensuales casi por el plan premium para un producto que puede o no gustarte, pero es un reemplazo bastante efectivo de la -cada vez menos presente – radio de los terminales móviles.

De hecho, hay que tener cosas bastante claras. Es música en Streaming,  es decir, está codificada con un bitrate lo suficientemente alto para que suene bien pero no está pensado para audiofilos.  Si eres uno, y no puedes tolerar oir la palabra archivo comprimido o compresión con pérdida,  existe una solución simple; consigue un tornamesa portátil y una maleta con rueditas para llevar tu colección de vinilos a todos lados, por que Spotify no es para tí.

Entonces ¿quien es el público de esta app?

se me ocurren varios posibles y solo pensando en la versión móvil.

  • Los usuarios de transporte público cansados de no compartir el gusto del conductor o del adolescente que no se ha enterado que los audífonos existen desde hace varias décadas.
  • Usuarios de teléfonos con poco espacio de almacenamiento – los existen, incluso en la gama alta – o que son simplemente oyentes casuales.
  • Los que aveces se cansan, nos cansamos, de lo que tenemos en el móvil y no tenemos el tiempo de cambiarlo con la frecuencia ideal.

Es decir, mucha gente.

Ahora,  ¿cómo funciona?

Si has usado itunes, lo más probable es que no encuentres grandes diferencias de funcionamiento o de interfaz. Sin afirmar que una copia a la otra, puedo afirmar que en realidad lo que ocurre es que es inevitable llegar a ese diseño.

¿Recuerdan Ping?

Si la respuesta es no, te lo explico, fue un experimento de red social musical que intentó Apple y que mantuvo durante un par de años, sin lograr despegar. La idea era que pudieras comprar música, oirla, recomendarla, que tus amigos supieran tus gustos y aprendieran de ellos.

Básicamente era iTunes + algunas cualidades de Last.fm, agregándole la posibilidad de interactuar con redes sociales. Al menos en el papel.

Spotify es básicamente el producto que Apple quería crear con Ping, simplemente reemplaza la compra de música con la posibilidad de oir en streaming todo lo que desees y si compras el plan premium oirlo offline.

Simple y funciona.

Por cierto, tiene un cliente para Linux y funciona bastante bien, aquí las indicaciones para instalarlo en Ubuntu.

sudo add-apt-repository “deb stable non-free”

sudo apt-key adv –keyserver keyserver.ubuntu.com –recv-keys 94558F59

sudo apt-get update

sudo apt-get install spotify-client